miércoles, 11 de agosto de 2010

s,t,u

S
Sal sin santiamén si sientes soplar seis suaves sesosos silbidos susurrantes.


T
Te toqué tan tímidamente temiendo tu torpe titubeo tangencial.


U
Ulises usurpó ungidas urbes ufanándose umbríamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada